Interesante..
[Portada] [Cartelera] [Historia, Artículos] [FotoAlbum] [Encuentro 2006]
[ZhitloBlog]


Una de Gardel.  En el Foro, Ana Diamant nos contaba de una investigadora y su teoría de que Gardel concurrió a una escuela que funcionó en un local  en el predio actual del Zhitlovsky. Abajo parte de su investigación  .http://zhitlovsky.org.uy/foros/index.php?topic=95.0

En el siguiente link, el artículo completo, donde se pueden ver más grandes  las fotos que acompañan la investigación.

http://charlaescolaridadgardel.blogspot.com/


El hallazgo de un plano escolar ha permitido demostrar que el Cantor Carlos Gardel hizo parte su escolaridad en la Escuela de 2º grado Nº 27, situada en la calle Durazno 335(numeración antigua) del barrio Sur montevideano.

lunes, junio 12, 2006

La escolaridad de Carlos Gardel

Por Martina Iñiguez Charla ofrecida el 10 de Junio de 2006 en la Academia Porteña del Lunfardo

No es posible intentar biografiar a Carlos Gardel sin imaginarle una vida para cubrir cuanto de él se ignora.
Siempre lo más trabajoso es tratar de despojarse de la parcialidad que implica tomar partido por una u otra teoría y aceptar, resignadamente, la verdad que surge de los hechos.
Es lo que he intentado hacer al acometer esta investigación.
¿Cuál es la verdadera historia de Carlos Gardel?

Los gardelianos ortodoxos siguen creyendo en su nacimiento en Toulouse, los uruguayos en general no dudan de que es oriental… Para los argentinos es un ídolo, cualquiera sea el lugar de su nacimiento. Sólo los que hacen de la investigación un culto se ocupan de descifrarlo.
Existe un documento que a primera vista daría por tierra con toda clase de duda. La letra fría del acta de nacimiento del Registro Civil de Toulouse que dice que el 11 de diciembre de 1890, a las 2 de la mañana en la villa de Toulouse, departamento de Haute-Garonne, Francia, nació Charles Romuald Gardés, hijo natural de Berthe Gardés, soltera, nacida en Toulouse, con domicilio en el 4 de la calle Canon d’Arcole....

La historia convencional continúa diciendo que Berthe Gardés, a dos años y dos meses de ese nacimiento, viajó junto con su pequeño Charles a nuestro país.(Argentina)  Luego de vivir ambos en un conventillo de la calle Uruguay cambiaron varias veces de domicilio, mudándose finalmente a la casa de Jean Jaures, en el barrio del Abasto.

Charles Romuald habría dejado de lado el segundo nombre y con el castellanizado Carlos y el Gardel se proyectaría a la aventura del canto, primero formando dúo con Razzano, luego solo, alcanzando el éxito por todos conocido. Su muerte, en pleno apogeo de la fama, motorizó el mito. Y un testamento escrito por el cantor, donde éste se dice francés e hijo de Berta Gardes termina confirmando su francesismo. Así de simple.

¿Por qué entonces la polémica? ¿Cuáles son los argumentos que esgrimen quienes niegan la nacionalidad francesa de Gardel?

Son varios, lo que complica la situación. Y tienen un solo objetivo: probar que Gardel nació en Uruguay, en Tacuarembó más precisamente.

Para los historiadores que se han ocupado del tema, no ha sido fácil penetrar el secreto de una historia que, de ser cierta, tenía fundamentadas razones para ser ocultada.

Carlos Gardel sería hijo natural del Coronel y terrateniente Carlos Escayola, quien se casó sucesivamente con tres hermanas.
La primera, Clara Oliva, le dio dos hijos y falleció prematuramente. Al enviudar de ésta se casó en segundas nupcias con Blanca Oliva, en agosto de 1873.
Estando casado con su segunda esposa, de la que tuvo seis hijos, Escayola tiene una relación adúltera con su cuñada menor, María Lelia, a quien embaraza cuando la niña tiene 13 años de edad. Para ocultar el hecho la niña es llevada a la estancia “Santa Blanca”, próxima a Tambores y Valle Edén (Departamento de Tacuarembó), pero, como es predecible, no faltan infidencias del personal de la estancia y en la sociedad tacuaremboense comienza a llamar la atención la no concurrencia de la niña María Lelia a los festejos infantiles así como la ausencia de su hermana Blanca acompañando a su esposo en actos donde su concurrencia era habitual.
Se supone que el niño nace alrededor de 1884 y es celosamente escondido. Ese hijo sería luego el cantor Carlos Gardel.
El Coronel habría ordenado, según testimonios, a la peona Manuela Casco, o Bentos, o Bentos de Mora que se haga cargo del niño, quien lo cuida por algunos años.

Algunas versiones dicen que el niño no fue anotado, otras que se arrancaron las páginas de esa anotación, y además, en el caso de que hubiera sido anotado, se desconoce con qué nombre, por lo que la búsqueda tiene muy pocas probabilidades de éxito.
Las circunstancias que rodearon el alumbramiento, hacían imposible la inscripción legal de un nacimiento que transgredía las normas sociales, los principios religiosos y morales y hasta la legislación uruguaya, puesto que su Código Civil, en aquel entonces, prohibía la inscripción de hijos extramatrimoniales si el padre era casado. En medio de este caos quedó en el olvido, o se desconoció por completo, la verdadera fecha de nacimiento de Gardel.
La segunda esposa de Escayola se suicida, abrumada por las circunstancias el 31 de diciembre de 1896. Escayola es nuevamente viudo.

Resulta entonces enormemente sugerente que Carlos Gardel haya elegido como fecha de su nacimiento en su documentación uruguaya el 11 de diciembre de 1887.
Ya sabemos que a causa de su convivencia con Berta Gardes, quien aparecía como su madre y de su imposibilidad de acceder a una identidad propia, utilizaba la del hijo francés de Berta Gardes.
Al tramitar su documento uruguayo, mantiene esta fecha de nacimiento porque conviene a sus fines, pero se dice nacido en 1887, porque de haber nacido a fines de ese año, hubiera podido ser considerado hijo “natural” de Carlos Escayola y tener la posibilidad de ser reconocido como tal alguna vez. Los hijos adulterinos no podían ser reconocidos.

Carlos Escayola se casa finalmente con María Lelia Oliva, la menor de las tres hermanas en 1889, momento en que Carlos Gardel es entregado a Berta Gardes para que se lo lleve de Tacuarembó.

María Lelia da a Carlos Escayola cinco hijos más, todos hermanos enteros de Carlos Gardel. Fallece en 1905.


Berthe Gardes

Berthe Gardes era una planchadora francesa, quien habría arribado a Montevideo, según testimonios orales recogidos por varios investigadores, por primera vez supuestamente alrededor de 1882 para trasladarse luego a trabajar durante tres años, a las famosas Minas de Corrales, explotada en ese entonces por una Compañía de Oro Francesa.
El historiador Ramón P. González afirma haberla conocido alrededor de 1888, siendo niño, porque sabía como pariente de Escayola, que se llamaba “Berta” una francesita amiga del Coronel, “bastante agraciada y que trabajó en el cabaret “La Rosada” de Tacuarembó.
También habría trabajado en la estancia del Coronel y otras estancias cercanas a Villa Tambores, próximas a Valle Edén.

Se relaciona en ese momento sentimentalmente con un tipógrafo del periódico El Heraldo, de nombre Romualdo López, hijo de un importante estanciero de la zona, queda embarazada de éste y al saber que el futuro abuelo del niño proyecta quitárselo al nacer, decide dejar Tacuarembó, ocasión que aprovecha Carlos Escayola para entregarle a Carlitos, ya casi en edad escolar, con el encargo de llevárselo a Montevideo.

Sería entonces el año de 1890 el que consigna la llegada del futuro cantor a la ciudad de Montevideo. Allí, el Dr. Euclides Peluffo, uno de los más famosos médicos de la historia uruguaya y miembro del Consejo del Niño (institución que recoge los menores abandonados), registró el intento de Berthe de dejar al niño en dichas dependencias, lo cual aparentemente no prosperó y por tal motivo, ya en vísperas de su partida a Toulouse, Francia, se presume lo dejó en manos de su compatriota Anais Beaux o de María Escayola “La Negra”, prima mayor del niño, quienes le habrían inscripto en una escuela del Barrio Sur, hasta que, en 1893, es entregado de nuevo a Berta, cuando ésta regresa al Río de la Plata, más exactamente a Buenos Aires, con su hijo Charles Romuald, de 26 meses de edad: Romualdo, como el tipógrafo de Tacuarembó que mencionamos antes.
Viene entonces a Buenos Aires el Dr. Mateo Parisí, yerno de Carlos Escayola y conviene con Berta Gardes que ésta se haría cargo del niño, para lo cual entrega la suma de 3.000 pesos como compensación para futuros gastos de mantenimiento y educación.

Encontramos entonces a Berthe en 1893 con los dos niños a su cargo en Buenos Aires, contando Carlitos en ese entonces, con alrededor de 8 años de edad y Romualdo con 2 años y 4 meses de edad.

El paso de Berta Gardes por Uruguay fue confesado por la propia interesada al diario "El Debate", en una entrevista publicada el 12 de agosto de 1935, cuando volvió de Toulouse para abrir la sucesión de Gardel.
Reconoció entonces "haber pasado parte de su juventud ora en Buenos Aires ora en Montevideo" (hecho que más tarde ocultaría).
También es prueba del pasaje de Berta por Tacuarembó la crónica del diario "El Debate" a sólo dos días de Medellín, el 26 de julio de 1935, en un artículo titulado: "¿Quién le da la noticia a la vieja?", en el que se lee:
 
"Allá en un rincón de Toulouse, en Francia, está la madrecita de Gardel, esa viejecita que en su lejana mocedad vivió en nuestro Tacuarembó"
.También Cátulo Castillo en su libro Buenos Aires Tango dice:

..."No era Carlos Gardel, en ese entonces, sino: Carlos Gardés, escamoteando un poco a la cachada, aquel segundo nombre que le gustaba poco, pero que doña Berta -su madre- respetaba en recuerdo elogioso de un famoso Romualdo -Don Romualdo- ligado a su epopeya de allá, en Tacuarembó, donde supo vivir sus mocedades épicas..."

A partir de 1893, el futuro cantor comienza su vida en Buenos Aires y el Abasto, se supone que habría continuado sus estudios en el anexo para niños pobres del Colegio “El Salvador”.
Odalie Duchase de Capot, Rosa Franchini y Anaix Beaux habrían ayudado a Bherte en el cuidado del niño, pero éste, molesto por haber sido separado de Manuela Casco y de sus afectos en Montevideo, no aceptaba a su nueva “madre”, y escapaba permanentemente de su casa.
Berthe Gardes no abandona nunca al niño y siempre vuelve a recibirlo amorosamente, actitud finalmente reconocida por el cantor en su madurez.

Un documento revelador

El gran problema consiste en que, hasta el momento, y a pesar de la abrumadora cantidad de testimonios orales y periodísticos existentes, que permiten suponer que hay “otra historia posible” de Carlos Gardel diferente de la “oficial”, no había aparecido ningún documento formal indiscutible que sostuviera la tesis oriental.
No existen registros de la llegada de Berta Gardes a Buenos Aires o a Montevideo antes de 1890, no existen pruebas documentadas de su estadía en Tacuarembó. Tampoco las hay del nacimiento o bautismo de quien después fuera Carlos Gardel ni registros escolares que avalen su paso por escuelas montevideanas.

Sin embargo, y a favor de la posible veracidad de la historia tacuaremboense, digamos que, a pesar de los denodados esfuerzos de los investigadores francesistas por demostrar su inviabilidad, no han encontrado un solo elemento que la invalide seriamente.

De uno y otro lado todas las “evidencias” son discutibles.

Creo que ésta que voy a mostrarles ahora no lo es, pero ya se encargarán uds de buscarle algún punto flojo.

Y vamos al tema concreto que me he propuesto tratar hoy que es el de la asistencia a una escuela montevideana del cantor Carlos Gardel.
Así como el investigador uruguayo Avlis recurrió a los testimonios orales y Nelson Bayardo a los escritos y / o publicados para tratar de llegar a la verdad, yo intento llegar a la misma a través de un testimonio que considero “implacable” o “inapelable”, el documento fotográfico.
Y para bucear en la parte más oscura de la vida de Gardel he recurrido a sus fotografías de infancia, que, a pesar de ser muy pocas lamentablemente, hablan con increíble locuacidad.
Voy a referirme especialmente a una conocida foto escolar suya aparecida en la revista “La Canción Moderna” en junio de 1936, con la siquiente leyenda:
     “Un grupo escolar en el que aparece Carlitos Gardel cuando cursaba el primer grado inferior de la instrucción primaria”.

Es una foto donde se ve un grupo escolar de 56 niños varones de entre 6 y 10 años de edad, en la cual está Gardel niño, de acuerdo a propias declaraciones de Berta Gardes, quien señaló a éste con un círculo.

No hay preceptores ni indicaciones de grado o año a la vista, y aquí quiero hacer una acotación. En las fotos escolares de la época, encontré que, cuando no había dentro mismo de la foto especificaciones de grado o año, había en la mayoría, una leyenda donde se mencionaban la escuela y el grado colocada debajo.
No sé si esa foto tendría originalmente esa indicación o si fue recortada antes de ser mostrada a la revista “La Canción Moderna”, y no me es posible determinarlo por la medida de la foto porque no tengo acceso al original.
Teniendo en cuenta que se han adulterado supuestas fotografías de Carlos Gardel niño a los fines de acentuar el parecido con el cantor, hubiera podido ocurrir que también se hubieran eliminado expresamente datos que podrían haber existido en la foto original.

24 años después, en 1960, Carlos Marín, veterano y prestigioso periodista porteño hizo una extensa biografía de Carlos Gardel en la revista “Ahora” (Buenos Aires, junio de 1960) y en la misma dio cabida a esa foto escolar del cantor. Debajo llevaba la siguiente leyenda:

“Fotografía de un grupo de escolares adonde asistía Gardel en 1893, quien aparece en círculo. Verificada la exactitud de esta fecha, a establecer cual es su edad.”

La importancia de esta publicación reside en que por primera vez se menciona la fecha en que habría sido sacada la foto.

Marín informó al investigador Erasmo Silva Cabrera (Avlis) que había visto la fecha escrita detrás de la fotografía, lo que hace pensar que, antes de que Avlis comenzara a remover la historia, no se pensó que esa foto pudiera comprometer la veracidad de la “Historia oficial”.

Posteriormente, a la foto le fue pegado un cartón detrás.

Carlos Gardel y su escuelita de la calle Durazno y Médanos

Esa foto, nos muestra de manera indiscutible, irrebatible, porque las fotografías de esa época no mentían, la escuela donde Gardel hizo toda o parte de su escolaridad y de la que no se había encontrado, hasta ahora, otra documentación.

Varios investigadores buscaron infructuosamente registros que acreditaran el paso de Carlos Gardel por escuelas montevideanas con diferentes posibles nombres. Recordemos que, de acuerdo a la versión oriental, Carlos Gardel habría sido hijo de Carlos Escayola, caudillo político de Tacuarembó, y de su cuñadita menor de edad María Lelia Oliva

Difícilmente hubiera figurado como Escayola u Oliva; debió de figurar con otros apellidos relacionados o no con la familia, lo que dificulta mucho la búsqueda.

Pero si la foto fue tomada en 1893, como afirmaba Carlos Marín, el niño Carlos Gardel debía de haber nacido entre 6 y 10 años antes, es decir entre 1883 y 1887 y no podría ser entonces el niño nacido en Toulouse en 1890.En la foto aparecen una importante cantidad de detalles edilicios que nos llevaron a tratar de identificar la escuela donde fue tomada.

Es evidente que los 56 niños fueron instalados en un patio pequeño, lo que hace pensar que la escuela no contaba con un espacio mayor donde acomodar a los chicos.
Están instalados delante de una puerta central que tiene escrita en el marco la inscripción 1º C. A través de los cristales de la puerta se observa otra abertura luminosa al fondo.A la derecha hay un pasillo que da a otro patio en el que se observa una gran claraboya, algo muy característico de las casas uruguayas de la época y que todavía subsisten en abundancia. Montevideo era la capital de las claraboyas, tal vez por su clima ventoso. No las había en tal profusión en Buenos Aires, donde en general, eran menos abundantes y bastante más pequeñas.

A la izquierda de la foto hay una pared que avanza hacia el frente donde se ve lo que parece la puerta de entrada a otra aula.

Para tratar de ubicar el posible edificio que aparece en la foto se tuvieron en cuenta los siguientes testimonios:

1) Berta Gardes entregó la foto escolar a la revista “La Canción Moderna”, señalando con un círculo cual de los niños era Carlos Gardel. Fue publicada en Junio de 1936.

2) El propio Carlos Gardel expresó al Sr. Salterain Herrera haber concurrido a la escuela Nº 27 del barrio Sur de Montevideo, situada en la calle Durazno casi Médanos. (Avlis, en el libro “Carlos Gardel, El hombre y su muerte”, pag. 77)

3) A Alfredo Frigerio le dijo alguna vez: “Esperá, Alfredo, vamos a dar unas vueltas por tu barrio (él vivía en Maldonado y Convención), que me trae tantos recuerdos”...

4) En otra morosa caminata similar, saliendo del viejo café Tupi Nambá (18 de Julio y Herrera y Obes), hacia el Sur (era el año 1930) Gardel iba acompañado por el Dr. César Gallardo, el deportista Juan Antonio Collazo, Carlos Morganti, - quien actuaba con él en el “Artigas” - y Pedro Bernat, su apoderado.

En determinado momento Gardel se detuvo diciendo:

“Por aquí fui a una escuelita, ¿estará todavía el edificio?” Dijo el Dr. Gallardo que no pudieron ubicarlo.

5) Lágrima Ríos, conocida cantante uruguaya que vive actualmente en la calle Durazno al 1300 (numeración actual), hizo su escolaridad en una escuela vecina a su casa que acaba de ser demolida y que llevó también el Nº 27, pero a partir de 1902. Es decir, era la misma escuela de Gardel, pero después de que mudó de edificio en 1902, incorporando entonces niñas a su alumnado. Su casa está frente a la escuela Roger Balet, (donde se pensó en principio que podría tratarse de la escuela a la que concurrió Gardel
Reconoció el edificio y afirmó: “Los edificios eran iguales, pero Carlos fue al que estaba a dos cuadras de aquí, haciendo esquina con Barrios Amorín (antes Médanos) que era solamente de varones. Es decir que coincide el testimonio de Lágrima Ríos con el del Sr. Salterain Herrera.

Y aquí es donde se unió a la investigación la Sra María Hortiguera, directora del Museo Pedagógico de Montevideo, quien realizó una eficacísima búsqueda que la llevó al hallazgo del plano y la documentación de la escuela Nº 27, de la Calle Durazno 335, esquina Médanos, (numeración y nomenclatura antiguas) lo que permitió, finalmente determinar, que la foto escolar de Carlos Gardel fue tomada en esa escuela.
Aunque hay indicios de que habría asistido también a alguna otra. escuela montevideana.

La búsqueda fue alentadora desde el comienzo, pero lo que la facilitó enormemente fue el testimonio del mismo Carlos Gardel al Sr. Salterain Herrera, dando la ubicación de la escuela.

Las dificultades para individualizarla se debieron a que a lo largo de tres cuadras existieron tres escuelas con muy similares características, ya que fueron construídas con un patrón de edificación común, una de las cuales (Escuela Nº 94 de Durazno 1331), aún subsiste como tal.

Diapositiva4

Diapositiva 5

Si Uds visitan la Escuela Nº 94 de Durazno 1331 verán que el parecido con la que se ve en la foto de Gardel es evidente. Tiene el mismo tipo de puertas y de distribución, lógicamente con algunas variantes acentuadas por las reformas posteriores.

La segunda escuela, que estaba ubicada en la vereda de enfrente, a la que asistió Lágrima Ríos, fue demolida hace un par de años (los planos existentes de esta escuela muestran el mismo tipo de distribución).

Diapositiva 6
Pueden ver que existe un sector con las mismas características de la escuela a la que asistió Gardel

Como esta escuela fue habilitada en 1902, sabemos que no pudo ser la que contó a Gardel entre sus alumnos...

y en el solar donde estaba la tercera escuela, que es la que estamos analizando, funciona actualmente, en un nuevo edificio, la Asociación Cultural Israelita Dr. Zlitlovsky, Escuela Primaria Wara. Es decir, sigue habiendo una escuela en el lugar.

 


 

Diapositiva 7 - libro

Aquí ven Uds el libro donde se encuentran los planos de las escuelas montevideanas de la época y la página donde está el plano y la descripción del edificio de la escuela de Durazno y Médanos

Las directoras eran las encargadas de dibujar los planos de acuerdo a las exigencias de la época.
Aquí pueden ver ustedes varios de esos dibujos, realizados con más o menos detalle según la habilidad que tuviera la directora, y tenían como finalidad determinar el espacio y el volumen de aire disponible para cada alumno, de ahí que no dieran importancia a las medidas de las aberturas.

Planos de escuelas montevideanas dibujados por las directoras de cada escuela.
Diapositivas 8 – 9 – 10

     

Cuando vi la similitud del edificio que se ve en la foto con el todavía existente de la Escuela Roger Balet, fue que recurrí al Museo Pedagógico de Montevideo, y su directora, la Sra María Hortiguera, se dio a la tarea de buscar la documentación que pudiera existir todavía de la escuela, con tan buena fortuna, que dio con la Sra Berta Igoa, quien acababa de hacer un relevamiento en Patrimonio Documental del Consejo de Educación Primaria, “Dirección General de Educación Pública, Informaciones Escolares, Departamento de Montevideo” y recordaba haber encontrado hacía poco tiempo un libro donde estaban asentados los planos de las escuelas montevideanas de esa época.

Siguen clasificando y ordenado libros diversos así que no es imposible que pueda aparecer más información en el futuro.

Llegamos finalmente a la escuela y al plano que nos interesa:

Diapositiva11
 Escuela de Durazno 335

Diapositiva12
Descripción y plano escuela Nº 27 en el libro

Diapositiva13
Plano y sector de la fotografía

Se hizo primeramente un esquema simplificado para determinar el punto de mira
Esquema simplificado

Diapositiva 14

Se determinaron las coincidencias a través de una proyección. Seguramente muchos de uds. recuerden todavía las bases de las proyecciones aprendidas en la escuela secundaria.

Para determinar las similitudes se hizo una comparación directa entre la foto y una ampliación del plano con la cámara colocada a 8,20 m. del frente del aula.

COINCIDENCIAS OBSERVADAS ENTRE LA FOTO Y EL PLANO DE LA ESCUELA Nº 27

1)La relación entre el ancho del primer patio (3.55 m.) y el del pasillo (1.25 m.) según el plano, coinciden con las medidas de la foto.

2) El largo del pasillo y el ancho del aula (4.60 m.), medidos por proyección, también coinciden.

Las líneas que irán viendo aparecer a continuación unen los puntos de coincidencia


 

Diapositiva 16

Vemos en primer lugar , a la izquierda, los vanos de la puerta de un aula y sus puntos de coincidencia con el plano enmarcando la puerta. Borde izquierdo de la puerta lateral.


 

Diapositiva 17

G) Borde derecho de la puerta lateral


 

Diapositiva18
E) El siguiente punto marca el ángulo donde convergen las paredes de las aulas.


 

Diapositiva19

P) Estos puntos determinan los bordes derecho e izquierdo de la puerta central.


 

Diapositiva20

F) Ubicación de la segunda puerta alineada del aula que da al segundo patio vista a través del vidrio de la primera.

¡Atención a este detalle! La puerta del aula al segundo patio, está alineada con la que da al primer patio, como se ve en la foto a través del vidrio. El plano nos ha permitido saber que la abertura que se ve a través de la primera puerta al fondo del aula es la puerta que da al 2º patio, tal como ocurre en el plano.


 

Diapositiva 21

P) Borde izquierdo de la puerta


 

Diapositiva22

C) Esquina del aula.


 

Diapositiva 23

A) A la derecha, columna del comienzo del segundo patio y claraboya.


 

Diapositiva 24

I) Punto que tomamos por proyección que ubica el comienzo del pasillo en la misma línea del frente del aula.

El ángulo E y los puntos que determinan el ancho de la puerta lateral nos permiten deducir que los niños ocupan un espesor de aproximadamente 1,80 m. que coloca a los primeros a unos 5 m. de la cámara fotográfica.


 

Les mostraré ahora algunos documentos que muestran la forma en que se anotaban los niños en la época.
 

Diapositiva25

 
Libro Diario de la escuela de 2º grado de niñas Nº 8, 1887


Diapositiva26

Día 7, Asistieron a la clase 72 alumnos, Entraron dos niñas de Escuela Particular
Día 8, Asistieron a la clase 67 alumnos, entró una niña de Escuela Particular
Vemos que figuran a continuación los días 9, 10, 12 y 13, lo que hace suponer que el 11 fue domingo.

Diapositiva27
Año 1893


No habiéndose presentado ningún alumno se retiró el personal a las 11.
Año 1893
Mes de febrero, Día 16
Con esta familia empezó a funcionar este establecimiento según lo dispuesto por la superioridad escolar.
Se matricularon 2 orientales y 1 extranjero.
Día 17, asistieron 27, ingresos 5
Aparentemente el año escolar no comenzaba con una fecha fija sino cuando había niños anotados, esta planilla corresponde al 16 de febrero.

Diapositiva28

Registro de marzo de 1897
Vemos que consigna fecha,, asistencias, faltas y el total de alumnos inscriptos, además de las ocurrencias:
- Faltó la Sta Manuela Fernández sin avisar.
- Continúa la Srta Fernández faltando. Ingresaron catorce alumnas orientales.
- La Srta Fernández se presentó en la escuela expresando la causa de sus faltas a clase.
- Se matricularon tres alumnas. Faltó la Sta Sanlión comunicando estar enferma.
- No hubo ingresos.

Diapositiva29

Primer libro de matrícula escolar- Año 1900. Recién a partir de 1900 comenzaron a anotarse los nombres de los niños que asistían a la escuela. Si alguna escuela matriculaba antes de esa fecha a los niños no se ha encontrado hasta ahora.

Diapositiva30

Primera niña matriculada
Clotilde Vidaurreta

Si tenemos en cuenta todo lo dicho anteriormente, el mismo año en que Carlos Gardel asistía a la escuela de la calle Durazno casi Médanos, de Montevideo y tenía entre 6 y 8 años de edad, Berta Gardes llegaba al puerto de Buenos Aires desde Burdeos, exactamente el 9 de marzo de 1893 con su hijo francés Charles Romuald Gardes, de 2 años y tres meses de edad.

Definitivamente, y en franca contradicción con la “historia oficial” que afirma que Carlos Gardel no vino al Uruguay hasta haber cumplido los 14 años de edad, esta fotografía prueba de manera concreta e irrebatible que parte de la infancia del cantor transcurrió en Montevideo.
Si la foto fue tomada en 1893, según información de la Revista “Ahora”, Gardel tendría entonces alrededor de 8 años. Hay indicios de que habría asistido también a otras escuelas montevideanas, por lo que al llegar a Buenos Aires tendría ya por lo menos un par de años de educación primaria.
Se dice que asistió posteriormente al anexo de niños pobres del Colegio “El Salvador”, pero los archivos de ese anexo fueron destruídos por un incendio y no se puede corroborar. Pero es muy posible que Carlos Gardel haya asistido a escuelas de Buenos Aires entre 1893 y 1896.

De ahí que sea totalmente absurda la versión de algunos investigadores que sostienen que si Gardel no fue el niño francés fue un analfabeto.
En carta dirigida al presidente de la R.O.U. Juan Carlos Esteban pide explicaciones sobre:
“La carencia absoluta de registros educativos, a lo largo de su edad escolar, que lo convirtieron en un analfabeto singularmente dotado en caligrafía, aceptable ortografía y razonables atributos culturales”.
Evidentemente este investigador no tiene la menor idea de las reglamentaciones de las escuelas montevideanas de la época.

------------------------------------------------------------

Escolaridad del niño francés Charles Romuald Gardes

Digamos ahora que existe también toda una trayectoria escolar que corresponde al niño francés Charles Romuald Gardes, éste sin lugar a duda hijo de Berta Gardes, muy bien trazada por la investigadora Guadalupe Aballe, quien nos dice:

“El primer certificado perteneciente a Carlos Gardés lo emitió en el año 1897 la Escuela Superior de Niñas de la calle Talcahuano 678. Si bien las escuelas Elementales y Superiores eran para un solo sexo, la legislación escolar de la época permitía que asistieran varones menores de diez años.”

... “El otro certificado de Carlos Gardes que tenemos se halla en el Instituto Nacional de Estudios de Teatro y fue emitido en el año 1899 por la escuela Elemental nº2 del 6º distrito. Allí consta que Carlos Gardes aprobó 2º grado. Esta escuela funcionaba en la calle Libertad 455.No tenemos registros acerca del paso de Carlos Gardes por escuelas durante el año 1900...”
...”El paso de Carlos por el prestigiosísimo Colegio Pío IX es conocido, lo que no quita que se haya fantaseado sobre este periodo, y mucho.
En 1901 cursa 2º grado Artesanos...”
...”En 1902 Carlos está en la sección Estudiantes, en 3er grado”
...”Carlos, junto con otros chicos compartió con Ceferino Nanuncurá el dormitorio María Auxiliadora. Debe aclararse que el precio "Digno de Alabanza" recibido por Carlos a fin de año se debió al estudio y no al canto, como erróneamente se propaga. También se difundió que en un concurso de canto Ceferino obtuvo un primer premio y Carlos un segundo. Pues bien no hay documentación fehaciente de la época que, hasta ahora, avale esto y es posible que ese concurso jamás existiera. Y también es falso que, cuando los restos del Venerable Namuncurá fueron repatriados, Carlos Gardel estaba allí para recibirlos.”

De 1904 tenemos el certificado del San Estanislao, esta escuela funcionaba en la calle Tucumán 2646 y Carlos egresó de allí con las mejores notas”(Al decir “Carlos”, invariablemente Guadalupe se refiere a Carlos Gardes, salvo cuando dice que Carlos Gardel no estuvo presente cuando llegaron los restos de Ceferino Namuncurá.)

Digamos también que en la trayectoria escolar del francés Charles Romuald Gardes no hay espacio para un período escolar en Montevideo.

En el libro “Algo más sobre Gardel”, de Guadalupe Aballe, pag.21, está publicada la foto escolar con la explicación siguiente: “Fotografía escolar de niños pequeños tomada frente al aula de 1º C. El alumno Carlos Gardes se encuentra entre ellos (podría haber sido tomada en la Escuela de Talcahuano y Viamonte). Archivo Bruno Cespi.”
Inclusive, la investigadora defendió esta posibilidad en el Congreso Gardeliano sugiriendo que no se veían más que varones porque en la época se separaba a los niños de las niñas en los recreos y la foto podía haber sido tomada en un recreo.

Sin embargo, no fue tomada allí.
Vamos a ver el edificio de la escuela donde fue anotado el niño francés Carlos Gardes en 1º inferior.

Diapositiva 31



Escuela de Talcahuano y Viamonte

Diapositiva32


El viejo edificio poco antes de su demolición. Lo vemos ya circundado por edificios de departamentos.

Diapositiva33


El edificio nuevo inaugurado en 1934 de la misma Escuela

Diapositiva34

En el mismo lote se inaugura el nuevo edificio de escuela y se conservan las viejas claraboyas que tenía el edificio original.

En realidad no eran claraboyas sino una especie de ladrillo de vidrio que permitía la entrada de la luz. Creo que eran ingleses. Se pueden ver también todavía en las veredas de la Av. mayo, dando luz a los sótanos de algunos edificios.

 

 

Diapositiva35

Primera hoja completa del resultado del Examen general de 1897 donde figuran los nombres de los niños anotados

Diapositiva36

Primera hoja (vista parcial), alumnos anotados, figuran sólo las niñas.

Diapositiva37

Segunda hoja. Después de las niñas aparecen anotados los varones

Diapositiva38

Tercera hoja. Aparece anotado con el nº 61 el alumno Carlos Gardes, de 7 años de edad.

Recordemos que se trataba de una escuela de niñas y en la foto son todos varones.

Ya las dimensiones de esta escuela nos permiten imaginar que el pequeño patio donde vimos fotografiado a Gardel no podía pertenecer a la misma. \

Diapositiva39

Plano de 1885 de la Escuela de Talcahuano y Viamonte, no tiene ninguna coincidencia con el edificio que se ve en la foto de la escuelita de Gardel.

 

Diapositiva40
Planta baja de la Escuela

 

 

Diapositiva41
Planta alta

Diapositivas 42 – 43 - 44  Descripción de la Escuela

 

 

 


Diapositiva 45 - Plano de la escuela de varones de la calle Cangallo 1136. A esta escuela pudo haber asistido Gardel porque estaba muy cercana a la calle Uruguay 162 donde vivió el cantor y figura en 1895 en la guía Kraft. No he podido averiguar todavía si existen archivos de la misma.

El plano no coincide con la estructura edilicia de la la foto escolar del cantor.


Diapositiva 46

Guía Kraft del año 1895 donde figura la escuela

A continuación fotos de planos de otras escuelas de Buenos Aires cercanas a la vivienda del niño Gardel donde se puede apreciar que no tienen coincidencias con el edificio que se ve en la foto escolar de Gardel.Diapositiva 47 – 48 – 49 - 50

-----------------------------------    .......continúa    !!

Para leer el resto del artículo dirigirse a la siguiente página

Articulo original en : http://charlaescolaridadgardel.blogspot.com/

Click para ir al principio de la página
 
Alojado en:
© 2000 - 2006 www.Pyme.net.uy - el "web-hosting" de la empresa uruguaya


Asociación Cultural Israelita Dr. Jaime Zhitlovsky
Movimiento Judeo Progresista
Montevideo - Uruguay

aciz@zhitlovsky.org.uy

    598 2  410 3346